RSS

35 días en la Gloria


No hace mucho tiempo, son sólo diez años los que han pasado, pero han sucedido tantas cosas en la historia reciente, deportiva e institucional de nuestro club, que parece que ha transcurrido ya mucho tiempo.

10 años, sólo han pasado 10 años.

Un ciclo mágico que se extendió por espacio de 35 días, los que van del 7 de mayo al 11 de junio, y en los que el Beticismo sintió la gloria de la mano de un equipo que parecía estar tocado por los dioses del balón.

Se había cerrado un mes de abril en el que todo pareció que se torcía. Un mes que comenzó el día 3 en el Nou Camp, con un empate a 3 frente al incontestable líder, el FC Barcelona de Frank Rijkaard. Pero Pino Zamorano nos dejó el infausto recuerdo de un pésimo y casero arbitraje, y la sensación de que el poderoso club azulgrana jugó con 12.

A partir de ahí el equipo fue a menos: empate en casa (2-2) el día 10 frente al Levante, punto en El Madrigal el día 17 en tarde afortunada de Toni Doblas que lo paró todo, batacazo en casa el 24 de abril contra la Real Sociedad (2-3) y un escaso punto en El Sardinero (1-1) con gol salvador de Dani casi sobre la bocina.

Por medio también se disputa el partido de ida de las semifinales de Copa en casa frente al Athletic, con un empate a 0 que ponía muy difícil las cosas para el partido de vuelta, donde los leones jugarían a favor de su público, con lo que en Bilbao supone que su equipo se plante en la final del torneo copero.

Acababa abril y la temporada parecía torcerse definitivamente. El Betis, que en la jornada 29 era 3º en la tabla se va a la 7ª posición, a 6 puntos del tercero.


En los dos partidos siguientes el Betis se jugaba sus aspiraciones para seguir vivo en las dos competiciones. Por un lado en el torneo liguero alcanzar por primera vez en su historia un puesto en la Liga de Campeones o, como mal menor, entrar en la Copa de la Uefa. Por otro lado el partido de vuelta de la Copa en San Mamés y poder volver a una final de Copa 8 años después.

El primer contrincante es el más rival de los rivales: un Sevilla que, de la mano de Joaquín Caparrós, ha ganado 4 de los 5 últimos partidos, que es 3º en la clasificación y que saca 6 puntos al Betis. Tiene la oportunidad de dejar fuera del sprint final al conjunto verdiblanco, y más con todo el juego a favor de la artillería mediática, que no cesa de repetir y alardear que desde diciembre de 1996 el Betis no se impone al Sevilla en un derbi.

Un dato cierto, pero matizable. Y es que desde esa fecha se han jugado 13 partidos con 4 victorias del Sevilla y 9 empates. Y en un muy bien trenzado juego se venden los empates como victorias de los blancos y derrotas de los verdes.

Lorenzo Serra no lo duda. Ha vuelto esa temporada al Betis y tiene la intención de recuperar la mentalidad ganadora y de competitividad contra el máximo rival. Dado lo que el Betis se juega en una semana escasa, recluye al equipo desde el miércoles 4 de mayo en una concentración en Isla Canela. Y es en ese clima donde va a surgir un lema que va a definir la singladura verdiblanca en esos 35 días: Sentir, Luchar, Ganar ¡Podemos¡

El lema transmite todo lo que Serra quiere inculcar a sus jugadores: sentir como siente la afición, luchar como luchan los equipos motivados y ganar como ganan los triunfadores.

Y ese espíritu de lucha y compromiso sobrevuela Heliópolis el 7 de mayo, cuando el Betis se impone 1-0 con gol de Ricardo Oliveira desde el borde del área.

Ese día Doblas, Melli, Juanito, Rivas, Luis Fernández, Arzu, Assunçao, Joaquín, Denilson (Varela), Fernando (Benjamín) y Oliveira (Dani) acaban con la mala racha en los derbis y mantienen viva la esperanza en la competición liguera. El Betis es 6º con 55 puntos, por detrás de Sevilla y Villarreal con 58 y Espanyol con 56.


Sólo cuatro días después llega otra batalla decisiva en San Mamés, donde 11 leones y 41 mil aficionados esperan dispuestos a plantarse en la final de Copa tras 20 años de abstinencia.

El Betis aguanta la presión con un Doblas soberbio y la eliminatoria ha de resolverse a los penaltis. De nuevo Doblas es decisivo, al detener los lanzamientos de Del Horno y Ezquerro, mientras que Luis Fernández marca el definitivo.

Doblas, Melli, Rivas, Juanito, Luis Fernández, Arzu (Lembo), Assunçao, Benjamín (Denilson), Joaquín, Fernando (Varela) y Oliveira son los responsables de volver a llevar al Betis a una final, 8 años después de aquella otra en el Bernabéu contra el FC Barcelona.


Y en 4 días de nuevo se retoma la competición liguera visitando el Vicente Calderón, donde las aguas bajan muy turbias después de que el Atlético haya sido eliminado sorprendentemente en la otra semifinal de Copa por el Osasuna.

El 15 de mayo el Betis se impone 1-2 con claridad a los rojiblancos, con 2 tantos de Ricardo Oliveira.

Doblas, Melli, Juanito, Rivas, Varela, Arzu (Benjamín), Assunçao. Israel (Lembo), Joaquín, Denilson (Fernando) y Oliveira certifican una victoria que lleva a los béticos a la 5ª posición con 58 puntos, por detrás de Villarreal con 61, Sevilla con 59 y por delante del Espanyol con 57.


6 días después toca derrotar en Heliópolis a un Real Zaragoza que llega muy motivado. Victoria bética por 3 a 2 con tantos de Juanito, Oliveira y Fernando. Ese día Prats, Melli, Juanito, Rivas, Luis Fernández, Arzu, Assunçao, Joaquín (Benjamín), Denilson (Varela), Fernando y Oliveira (Dani) certifican la clasificación matemática para la Copa de la UEFA.

A falta de una jornada de Liga los puestos de la Liga de Campeones son para Barcelona y Real Madrid ya con seguridad, mientras que les siguen Villarreal con 62 puntos, Betis con 61 y Sevilla con 60, mientras que el Espanyol queda ya rezagado con 58.

Las opciones béticas pasan por Son Moix, donde debe jugar la última jornada frente a un Mallorca que se juega el descenso a Segunda División. El Villarreal recibe al Levante, otro inmerso en la lucha por el descenso, y el Sevilla al Málaga, situado cómodamente en mitad de la tabla.

El Betis no falla en Mallorca y arranca un empate a 1 que le vale para clasificarse cuarto y jugar la Liga de Campeones. Assunçao hace el gol bético en uno de sus magistrales lanzamientos de falta al borde del área. Prats, Melli, Rivas, Juanito, Luis Fernández, Assunçao, Arzu (Benjamín), Joaquín (Lembo), Edu, Fernando (Varela) y Oliveira consiguen el pase a la máxima competición europea, junto al Villarreal.

El Sevilla fracasa estrepitosamente en casa frente el Málaga (0-2) y ha de conformarse con jugar la UEFA junto al Espanyol.


Por delante quedan 13 días para jugar la gran final de Copa en el Calderón, que es el lugar definitivamente elegido para disputarla. Osasuna quería jugarla en Valencia y el Betis en el Bernabéu, por aquello de su superior capacidad. 20.000 entradas corresponden a cada club, una cifra insuficiente para contentar a la masa social verdiblanca.

El día 3 de junio se conocen los árbitros para el partido: el cántabro Pérez Burrull será el árbitro principal, asistido por el madrileño Yuste Jiménez y el vasco López Villate.

El lunes 5 de junio el Betis vuelve a concentrarse en Isla Canela, con las excepciones de los 3 lesionados, Capi, Castellini y Jaime, y de los 2 jugadores que están con la selección: Joaquín y Juanito. También falta Oliveira, concentrado con la selección brasileña. Para los entrenamientos se cuenta con el nuevo balón, una versión más pequeña del Roteiro de Adidas, que se va a estrenar en la final de Copa.

El miércoles 8 por la tarde se vuelve a Sevilla, donde en la mañana del jueves se realiza una sesión de entrenamiento en la ciudad deportiva. A la tarde en AVE el equipo se desplaza a Madrid, concentrándose en el Hotel NH Príncipe de Vergara, el mismo de la final de 1997, y realizando el viernes 10 la última sesión de entrenamiento en el Vicente Calderón a las 8 de la tarde.

El equipo es despedido por la afición al partir de la estación de Santa Justa y recibido en la de Atocha por los béticos de Madrid.


Se desplaza la plantilla al completo y ya allí se incorporan Joaquín y Juanito el mismo jueves y Oliveira en la mañana del viernes.

Tras muchos dimes y diretes el partido es ofrecido en abierto por Telecinco, además de por ETB y Canal Sur. La expectación es máxima y a lo largo de la jornada de la final se vive un ambiente de cordialidad y fiesta entre las dos aficiones.

Inolvidable la llegada del autobús a las inmediaciones del Calderón ante miles y miles de béticos que rodearon enfervorizados a los jugadores.

Sobre el terreno de juego Doblas, Melli, Juanito, Rivas (Lembo), Luis Fernández Assunçao, Arzu (Varela), Joaquín, Edu (Dani), Fernando y Oliveira doblegan al equipo navarro y consiguen el título de Copa por segunda vez en la historia bética, con tantos de Oliveira en el minuto 74, empate de Aloisi en el 82 y gol definitivo de Dani en el minuto 114.


Estalló la fiesta para la afición en las calles de Madrid y en las de Sevilla, donde al día siguiente el equipo llegó y desde Santa Justa hasta el estadio bético se desplazó en un autobús descapotable en un recorrido que duró más de tres horas.


Y el lunes 13 continuaron los festejos acudiendo a San Lorenzo y al Ayuntamiento, y se cerraron al día siguiente con la visita al Palacio de San Telmo.


Por delante quedaba un verano de celebraciones e ilusión, con la vista por delante en la Supercopa y en la participación en la Liga de Campeones.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada