RSS

SÁNCHEZ PIZJUÁN, ¿UN LIBERAL? (III)


Retomamos estas entregas que vienen a sacar a la luz una serie de actitudes del presidente del Sevilla FC, Ramón Sánchez Pizjuán, aquel al que hoy en día aún algunos, incluso después de ver lo que están viendo, aún siguen definiendo como "un hombre de clara conciencia liberal", o  como "un liberal casi churchiliano"...


Para su defensa se basan en relatos más bien propios de una hagiografía, o de una vida de las que se relatan en La Leyenda Dorada. Absolutamente ni un solo documento de la época que estamos analizando, todo basado en escritos posteriores, y todos con un claro fin elogioso, pero con un rigor histórico totalmente nulo.


En fin, que si estas son las pruebas exculpatorias vamos por buen camino...


Así que pasemos al segundo plato. Como el postre que nos queda después va a ser contundente, vamos a pedir de segundo plato algo más ligerito. No el sushi que nos solicitaba el señor Ariza, sino que nos vamos a venir a algo más cercano. ¿Qué tal un carpaccio de bacalao? Luego explicaremos el porqué escogemos este delicioso y ligero plato.


Pues marchando va. 


 Como ya hemos comentado aquí, la consecución por parte del Sevilla del título de Copa en junio de 1939 fue otro momento de exaltación claro de los fervores patrióticos en la ciudad. A ello tampoco fue ajeno el señor Sánchez Pizjuán, que es que se ponía que no se podía aguantar y con su parlamento traicionaba continuamente esa "clara concepción liberal" de la que algunos alardean.


El recibimiento al equipo sevillista por parte del Ayuntamiento hispalense es el marco de esa exaltación. Es el alcalde, Eduardo Luca de Tena, el encargado de la convocatoria mediante el siguiente manifiesto:



Fe 28 de junio de 1939
  Este alcalde sustituyó en el puesto al ex presidente sevillista Enrique Balbontín de Orta a finales de mayo de 1939. Pero no por ello éste abandonó el Ayuntamiento, ya que pasó a ser el concejal delegado de la Comisión Permanente de Fomento (Obras públicas y particulares), Parques y Jardines.

Coincide en este Ayuntamiento con Fernando Escandón Olmedo, un ex jugador sevillista entre 1913 y 1915, y uno de los miembros iniciales de la Falange en Sevilla. 

Y también con José María Piñar Miura, otro camisa vieja de la Falange, hijo de otro ex presidente sevillista ( Carlos Piñar y Pickmann) y que sería presidente de la Federación Andaluza de Fútbol entre 1956 y 1965.     

Estas fueron las palabras del alcalde: " La alegría y entusiasmo con que recibimos hoy al equipo vencedor de la Copa del Generalísimo está justificado, porque su triunfo no es el resultado incierto de un azar deportivo, sino de una constancia y disciplina de muchas horas de entrenamiento. Cuando llegó a nuestra ciudad este deporte extranjero, el arte que Sevilla imprime a todas sus manifestaciones, con estilo propio, lo depuró, convirtiendo un juego, en muchos momentos de fuerza bruta, en otro de finura y gracia, sin perder la virilidad del mismo. Por eso nos decía la radio: " Los sevillanos juegan como si estuvieran tejiendo un encaje". El Racing del Ferrol del Caudillo jugó noble y valientemente por el trofeo. Nuestro saludo y admiración a este equipo. Sociedades deportivas de Sevilla, recibid en estos momentos de regocijo el homenaje a vuestros caídos en el aire, tierra y mar. Sevilla Fútbol Club, puedes estar orgulloso de tu equipo y de tu labor deportiva y ciudadana. Que este triunfo sea un nuevo estímulo para seguir con constancia y entusiasmo luchando por nuevos laureles, aunque jamás puedas aspirar a ninguno que tanto colme la satisfacción de tu querida ciudad como el haberla ofrendado en el Año de la Victoria la Copa de nuestro Caudillo. ¡¡¡ Viva Franco ¡¡¡   ¡¡¡ Arriba España ¡¡¡"


Aquí fue cuando don Ramón, al contestar, ya no pudo contenerse y respondió con este bello discurso liberal, casi churchiliano diría yo



ABC 29 de junio de 1939
Como nos cuenta El Correo de Andalucía a continuación "gestores, presidente del Sevilla y jugadores se dirigieron a uno de los balcones, siendo recibidos con grandes aplausos al mostrar Campanal la Copa, y respondiéndose con entusiasmo a los vivas a España, al Caudillo y al Sevilla"



El Correo de Andalucía 29 de junio de 1939

Pero no acaba aquí la cosa, porque ahora nos vamos a tomar el carpaccio de bacalao. Unimos en este plato a dos países, Italia y Portugal, que colaboraron ampliamente con el régimen franquista. Y a los que Sánchez Pizjuán, en aquellos días de exaltación y euforia, no olvidó.

Como es lógico el presidente sevillista asistió en persona a la final de Copa contra el Racing de Ferrol en el estadio de Montjuic en Barcelona. El regreso a Sevilla lo hizo en tren y en él fue entrevistado por Pedro Escartín, el famoso árbitro madrileño que ejercía a la vez de periodista en el diario El Alcázar. Recordar que Escartín, cuando acabó la guerra, fue el encargado de la depuración ideológica de los colegiados.


La entrevista comienza poniéndonos en el contexto de los tres puntales en ese momento de la entidad sevillista



El Alcázar 29 de junio de 1939

Es más que evidente que Escartín sabía de lo que hablaba.

Juanito López García, ex directivo sevillista y ex presidente de la Federación Regional Sur, estaba muy bien conectado con los nuevos centros de poder en el mundo del fútbol, los que en esos momentos estaban reconstituyendo la Federación Española de Fútbol,  bajo los designios del Comité Nacional de Deportes a las órdenes del general Moscardó.

 Antonio Calderón, otro ex directivo sevilllista y en ese momento presidente de la Federación Regional Sur. Recordar que en estos momentos las Federaciones Regionales eran las que organizaban el fútbol, y aún mantenían un poder casi omnímodo. Y finalmente el presidente sevillista en ejercicio, que a los pocos años emprendería la carrera del poder en la misma Federación Española de Fútbol.   
   
En el transcurso de la entrevista don Ramón lanzó esta bella dedicatoria al invicto Generalísimo y al que fue su precursor en la instauración de un régimen fascista: Mussolini en Italia. 


El Alcázar 29 de junio de 1939

Conocida es la forma en la que el régimen fascista en Italia utilizó el deporte en general, y el fútbol en particular, poniéndolos al servicio de su ideología y usándolos como medio de propaganda de los éxitos y virtudes del régimen. No habría más que recordar lo sucedido en los Campeonatos Mundiales de Fútbol jugados en Italia en 1934.

Pues a eso aspiraba don Ramón y es lo que le narró a Pedro Escartín. Tal vez el hombre iba impresionado por lo que el régimen montó en el partido de la final de Copa de Montjuic, en lo que fue el primer acto de exaltación de masas  alrededor de un evento deportivo y de apoyo y exaltación del régimen franquista.   




Marca 28 de junio de 1939


Ya tenemos el carpaccio italiano, ahora vamos con el bacalao portugués.

En el capítulo anterior vimos cómo se montó un partido por parte del Sevilla FC como homenaje de agradecimiento al Ejército victorioso, en el que de nuevo don Ramón se entusiasmó tanto que no dudó en exaltar al Caudillo, al Ejército, a la Cruzada, etc, además de terminar regalando a Queipo de Llano el menú del banquete que el club iba a dar el 18 de julio de 1936 como homenaje a su equipo amateur, pero que no pudo celebrarse por el inicio de "la liberación de España".

Pues quedaba pendiente la devolución de la visita al equipo lisboeta y así se hizo en la semana siguiente a la final de la Copa.  


El Correo de Andalucía 30 de junio de 1939


En esta ocasión el equipo que juega será casi exclusivamente sevillista: 10 jugadores del Sevilla FC (Bueno, Joaquín, Villalonga, Torróntegui, Segura, López, Pepillo, Campanal, Raimundo y Berrocal) a los que se une Germán, medio del Aviación Nacional. Entre los suplentes 2 jugadores del Betis (Suárez y Saro), 3 del Sevilla (Cayuso, Félix y Leoncito) y uno del Aviación Nacional (Sañudo).
Como técnico del equipo el entrenador sevillista Pepe Brand.

Y como delegados y acompañantes una nube de personajes relacionados todos ellos con el Sevilla FC.


El Correo de Andalucía 30 de junio de 1939


En el titular de la noticia que hemos visto un poco más arriba se comentan los presentes que la expedición sevillista lleva para la selección lusitana. 


Vamos a verlos con un poco más de detalle, según nos cuenta El Correo de Andalucía:  "El equipo es portador de un lindísimo banderín con la inscripción "Recuerdo del II Sevilla-Lisboa del Año de la Victoria", sobre los colores nacionales, en el anverso, y con la bandera de la Falange, en el reverso. El magnífico banderín será entregado, con una magnífica Copa, donación de la Federación Sur, al conjunto lisboeta".   


Bellos y emotivos presentes los de la delegación sevillista, todos ellos de "clara conciencia liberal" como todos podemos apreciar, con ese banderín con la bandera de la Falange, otra organización "de urnas y democracia".

El equipo fue claramente derrotado por 9 a 2, pero el objetivo de exaltación del régimen estaba más que cumplido.

Y una vez más nos volvemos a preguntar: Sánchez Pizjuán ¿un liberal?. De serlo sería un liberal un tanto ambiguo...

En fin, que nos volvemos a la cocina para preparar el postre, que como hemos comentado será un tanto contundente. Póngase cómodos...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

picaso dijo...

Mira, te lo voy a decir claramente ya que sé que la gente lee pero no le merece la pena escribirte: los datos que aquí pones son tegiversados, recortes de periodico manipulados, cuentas cosas sí y cosas no a tu conveniencia y la credibilidad es nula. Pero no solo en este artículo sino en (casi) todos. PAra que no se dejen engañas algun lector que pueda dejarse engañar.

GBEH dijo...

Sr. Picasso, le invito a que demuestre qué datos son los tergiversados y cuáles son los recortes de periódico manipulados. Lo tiene muy fácil, ya que todos ellos están perfectamente identificados con el periódico en el que se publicaron y la fecha exacta. No tiene más que ir a una hemeroteca y documentar lo que dice. Mientras tanto sus palabras son aire...

Publicar un comentario en la entrada