RSS

4. LA OTRA CARA DE LA MONEDA. GUERRA CIVIL Y POSGUERRA (III)



En Junio de 1939 el Sevilla FC obtiene en el estadio de Montjuic el torneo de Copa, venciendo en la final al Racing de Ferrol. El partido constituye la primera gran manifestación deportiva del régimen vencedor en la guerra civil que ha finalizado escasamente tres meses antes.

La recepción del equipo sevillista nos pone en una nueva pista, con los discursos del alcalde y del presidente del Sevilla FC.


Fuente: ABC 29 de Junio de 1939

La alocución de Sánchez Pizjuán reivindica la contribución del club: “diecinueve muertos por la Causa de España, y la conducta heroica de nuestros jugadores y de nuestros socios”.

De estas 19 pérdidas podemos citar algunas:

-   Manuel del Camino Parladé, jugador sevillista 1923-1925
-   José del Camino Parladé. jugador sevillista 1923-1925
-   Miguel Alfaro Pérez, jugador sevillista 1932-33
-   Rafael Gallardo Díaz, jugador sevillista 1932-33

De los 2 primeros conocemos algo más, pues pertenecían a una conocida y bien relacionada familia de la burguesía sevillana. Miembros del selecto Aero Club tomarán parte en las primeras operaciones militares en Aviación. El Aero Club en Octubre de 1943 les rendirá un homenaje, junto a otros socios fallecidos en la contienda, con la instalación de un monolito en la base aérea de Tablada.


 Fuente: ABC 27 de Octubre de 1943

También el Boletín Oficial del Estado en marzo de 1940 informa sobre la concesión de la Medalla Militar a “jefes, oficiales y suboficiales todos ellos muertos en acción de guerra”. Entre ellos los hermanos Camino Parladé, ex jugadores sevillistas, de esos de los que La Palangana Mecánica tampoco nos cuenta nada.

Como vimos en la entrega anterior fueron dos los presidentes del Sevilla FC que ocuparon destacados puestos en la administración del régimen: Enrique Balbontín (presidente del Sevilla en 1920-1921) y Ramón de Carranza (presidente del Sevilla en 1957-1961).

Vamos a profundizar algo más en sus trayectorias, sobre todo en la de Enrique Balbontín, por ser mucho menos conocida.

Balbontín pertenecía a una importante familia de la Sevilla de principios del siglo XX. Su empresa familiar, la Fundición Balbontín es una de las incipientes industrias sevillanas de la época. A  Enrique Balbontín lo podemos ver ya asociado en los años 10-20 con la Unión Comercial, una destacada asociación que reunía a la élite industrial y comercial, que intervendrá en la política sevillana en defensa de sus intereses, y que se salía ya del clásico turnismo entre conservadores y liberales propio de la España de la Restauración.

Durante la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) la Unión Comercial será una de las bases principales de apoyo al régimen militar en Sevilla. Balbontín fue integrante de la Diputación Provincial sevillana entre 1925 y 1930, así como concejal del Ayuntamiento sevillano nombrado por la Dictadura. Curiosamente coincide en la Diputación con Daniel Mezquita Moreno, presidente del Betis en 1929-1930, aunque éste dimite en 1929 en desacuerdo con el régimen.       .

Será en 1938, en plena guerra civil, cuando volvemos a tener noticias de la actividad política de Enrique Balbontín: el 18 de Agosto es nombrado concejal del Ayuntamiento de Sevilla, del que será nominado Alcalde en Abril de 1939, cuando el anterior regidor municipal, Delclós, presenta su dimisión. Coincide su llegada a la alcaldía con la estancia de Franco en Sevilla, donde preside el desfile con el que el ejército franquista del sur celebra la victoria en la guerra.

Fuente: ABC 18 de Agosto de 1938



Fuente: ABC 11 de Mayo de 1939
Su estancia en el puesto es breve, aunque sí mantiene el cargo de primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de su sucesor, Eduardo Luca de Tena. Pero en el breve espacio de tiempo en que rige la alcaldía no cesa de participar en actos de apoyo y exaltación al régimen franquista, al nazismo alemán y al fascimo italiano.

Entre ellos este casi desconocido este acto de exaltación nazi en el campo del Sevilla FC en Mayo de 1939 con ocasión de la Fiesta del Trabajo Alemán, con el que las organizaciones nacionalsocialistas celebraban de forma paralela el 1 de mayo.
Fuente: ABC 3 de Mayo de 1939


Fuente: ABC 12 de Mayo de 1939

Y también los actos de homenaje al fascismo italiano entran en las actividades de la época  del señor Balbontín. En esta ocasión se trata de los actos celebrados para conmemorar el III Aniversario de la fundación del Imperio Italiano, tras la conquista de Abisinia.





Fuente: ABC 16 de Mayo de 1939

Y por supuesto la adulación hacia el Caudillo y su exaltación es otra de las constantes de un alcalde del momento.

 
Fuente: ABC 20 de Mayo de 1939

La carrera de honores de Enrique Balbontín dentro del régimen franquista no termina en el Ayuntamiento de Sevilla, pues en Diciembre de 1940 es designado para presidir la Diputación Provincial de Sevilla, cargo que ostentará hasta Noviembre de 1943.

Fuente: ABC 5 de Diciembre de 1940

Entre los componentes de la nueva Diputación Provincial encontramos a otro ex directivo sevillista: Manuel Medina Carvajal, Marqués de Esquivel


Fuente: ABC 4 de Diciembre de 1940

La Palangana Mecánica nos ilustra también sobre este personaje y su relación con la adquisición en 1918 del campo de Reina Victoria, aunque no nos cuenta nada de sus andanzas posteriores y su relación con el régimen franquista. Eso sólo lo cuenta de los béticos, pues recuerden: sólo hay un garbanzo negro  en las filas del SFC (Ramón de Carranza), mientras que los béticos asociados al fascismo son numerosos y determinan el carácter del club...

 Ya estamos viendo que hay más para añadir a la lista. Por cierto, la afirmación que continúa sobre “los pocos directivos con título aristocrático con los que ha contado el Sevilla FC a lo largo de la Historia” también la podemos ampliar con otros casos desconocidos.

Fuente: La Palangana Mecánica. El estadio Reina Victoria 22 de Enero de 2011

Durante su estancia en ambas instituciones, Ayuntamiento y Diputación, Enrique Balbontín participará en numerosos actos institucionales y de claro apoyo al régimen, que en estos años presenta su cara más extrema y cercana al totalitarismo fascista que domina Europa.
En Noviembre de 1943 Enrique Balbontín cesa como presidente de la Diputación. Le sustituye Ramón de Carranza, marqués de Soto Hermoso. Así el cargo de presidente de la Diputación de Sevilla pasa de un ex presidente sevillista a un futuro presidente sevillista.
Fuente: ABC 5 de Noviembre de 1943

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada