RSS

METEDURA DE PATA. MEA CULPA

En su momento el sr. Romero nos emplazaba a que demostrásemos mediante un recorte periodístico de la época que Blasco Garzón, el directivo sevillista, tuvo que ver con la detención por la Guardia Civil y conducción a prisión del jugador bético Salvador Llinás, en el partido celebrado en terreno sevillista entre el Sevilla FC y el Real Betis Balompié. Este encuentro se jugó el 4 de febrero de 1923 dentro del Campeonato de Andalucía.

El sr. Romero afirma que mientras no mostremos ese documento periodístico no hay nada probado, (“es su palabra contra la nuestra”), según expresó en una de sus respuestas en La Palangana Mecánica:


 Fuente: La Palangana Mecánica “De ser, sería en el Campo de Sport del SFC” 19-04-2013

Le acepté el reto, y públicamente dije que tendría el recorte del periódico sevillano La Unión en que dicha información aparecía.

 Fuente: Por los cerros de Ubeda 23-04-1923

Y el sr. Romero insistió en su petición de ver el documento, porque “el artículo no aparece por ningún lado”. En su habitual sabiduría especulaba sobre las posibles razones por las que no se lo mostrábamos (“el escáner roto, la fotocopiadora no funciona, o que hay incluso una alineación de planetas poco propicia”)

Fuente: La Palangana Mecánica No tienen remedio 24-04-1923


Pues bien, el escáner funciona perfectamente, al igual que la fotocopiadora. Y los planetas están perfectamente alineados, pero…

Tengo que confesar públicamente que me equivocado de pé a pá. Llevado de una idea preconcebida manifesté que en el diario sevillano La Unión se podía encontrar esa noticia.

Hoy manifiesto rotundamente que no existe tal información en La Unión.

Mea culpa.

Está claro que el tiene boca se equivoca, y yo me he equivocado y lo reconozco. La Unión nos da otros detalles del partido, pero no indica absolutamente nada en relación con el comportamiento de Blasco Garzón.

Obviamente pido disculpas a todos los lectores, que entiendo se sentirán tremendamente defraudados por esta metedura de pata.

Me equivoqué profundamente. De la A a la Z, de las raíz a las punta, desde el principio hasta el final.

Llevado por las prisas, que nunca son buenas consejeras en estos temas, no caí en que dicho recorte no corresponde al diario sevillano La Unión, sino a otro periódico sevillano de la época: El Noticiero, quien en su edición del 6 de febrero de 1923, nos dice lo siguiente:

 Fuente: El Noticiero 6 de febrero de 1923

Sr, Romero, ya está aquí el tío de Alcalá.

Este texto existe y está a disposición de todo el mundo.

Sólo basta ir a una hemeroteca, la Municipal de Sevilla por ejemplo, y consultar el correspondiente periódico.

La información es clara y contundente. Búsquele ahora tres pies al gato, sr. Romero, pero tener, lo que se dice tener, sólo tiene cuatro.

Posiblemente para el Tribunal Palangana Juan Palomo (yo me lo guiso, yo me lo como) el documento periodístico no tendrá ningún valor, ya que como dije que el recorte pertenecía a La Unión y realmente es de El Noticiero, incluso puede alegar hasta defecto de forma en la prueba presentada.

Sí, sí, no se extrañen, que con argumentos más retorcidos nos han sorprendido anteriormente.

En fin, que ahí está la prueba documental solicitada en la prensa sevillana de la época.

Ya no es “su palabra contra la nuestra”. Ahora es lo que dijo la prensa, testigo de los hechos, contra lo que usted, sr. Romero, quiera inventar 90 años después.

Que no dudo que lo hará, dada su gran capacidad para narrarnos hechos que sólo suceden en su imaginación.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

ABRICHU dijo...

ja, ja... Genial!

fernando sanchezluque dijo...

Ole, ese Alfonso

Publicar un comentario