RSS

SÁNCHEZ PIZJUÁN, ¿UN LIBERAL? ( y V)

La imagen que encabeza estas conclusiones es bien elocuente: la plantilla de futbolistas del Sevilla FC, encabezada por su presidente Ramón Sánchez Pizjuán y otros directivos, posa ante la fachada principal de la prisión provincial de Alicante, a la que ha acudido para rendir homenaje a José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española. La imagen es de abril de 1940 y es un ejemplo más del comportamiento "liberal" del sr. Sánchez Pizjuán  y del club que presidía.

Anta esta serie documentada que hemos presentado a lo largo de los cuatro capítulos anteriores es más que comprensible la pregunta con que la titulábamos: Sánchez Pizjuán ¿un liberal?... 

 Porque esa es la tesis que se nos ha vendido desde un sector interesado en presentarnos a don Ramón como una especie de paladín de la lucha por las libertades, frente a una dictadura reaccionaria en la que los dirigentes béticos se sentían como pez en el agua.

Las pruebas son más que suficientes para desmentir esta visión sectaria y maniquea de sevillistas liberales y béticos reaccionarios. Está más que claro y demostrado que, en ambos clubs, los directivos en la guerra civil y en la posguerra son todos proclives al régimen franquista, al que apoyaron por convencimiento propio y por interés.

No hay nada nuevo en esta postura que ahora de nuevo manifestamos, pues ya hemos sostenido en anteriores entradas, que todos los clubs de fútbol, al igual que todos los de otras modalidades deportivas, fueron partícipes de esa adhesión al régimen. Así fue porque no podía ser de otra manera.

Las normas del propio régimen en materia deportiva quedaron perfectamente plasmadas mediante " sanciones aplicables en el orden deportivo a los elementos directivos, profesores, preparadores, auxiliares, personal técnico y administrativo y deportistas activos, para actuar oficial y públicamente en puestos, representaciones, actos, pruebas, organizaciones o concursos sujetos a la jurisdicción del Comité Olímpico Español-Consejo Nacional de Deportes o de las federaciones dependientes del mismo"   .

La  norma depuradora preveía hasta 14 puntos condicionantes por los que se guiaría el proceso depurador del deporte español.

Sí es nuevo el posicionamiento de algunos, como por ejemplo el señor Ariza en una reciente entrada nos ponía una imagen de los directivos del FC Barcelona en una audiencia con Franco. Me alegro de su descubrimiento, porque coincide con lo que venimos diciendo desde hace bastante tiempo. Es una prueba palpable más. La duda que tengo es como eso que le vale para disculpar los homenajes al franquismo del Sevilla FC no lo aplica a otros casos.

Parece que todas estas pruebas son de quita y pón, y que se pueden aplicar según los gustos particulares de cada uno, en un alarde de "objetividad".

De forma que en el Sevilla FC, a pesar de los ejemplos demostrados de adhesión al régimen franquista, el "gen liberal" permanece inalterado a lo largo de la historia.

De este "gen liberal primigenio" están exentos, como hemos visto, destacados dirigentes sevillistas (Ramón de Carranza, Enrique Balbontín, Eugenio Eizaguirre, Ramón Sánchez Pizjuán, Sancho Dávila, etc), pues no cumplen con la condición liberal que determinados individuos han definido como propia del club sevillista. Vamos, que ni el ex presidente Del Nido estaría de acuerdo con esta condición liberal, dados sus antecedentes políticos.



Presentar a Sánchez Pizjuán como un personaje de hondas convicciones democráticas, como nos cuenta La Palangana Mecánica, choca con la dura realidad de los textos de la época. Y para muestra otro botón más, este sobre los procedimientos asamblearios utilizados por don Ramón


El Alcázar 30 de agosto de 1939

Más arriba comentábamos que otra de las causas para apoyar el régimen fue el propio interés. Está claro que los directivos de los clubs son todos de lo que en la terminología de la época se denomina como "personas de orden", es decir pertenecen a un espectro conservador y alejado de mentalidades y actitudes progresistas. Ello no quiere decir que fueran unos extremistas políticos, lo que sí es aplicable a algunos directivos sevillistas (Carranza o Dávila, por ejemplo) pero que creo que no es el caso de Sánchez Pizjuán.

¿Por qué entonces el sr. Sánchez Pizjuán manifiesta esa adhesión incondicional al régimen en sus actos y manifestaciones? ¿Por qué el Sevilla FC homenajea a sus caídos por Dios y por España? ¿ Por qué ofrenda sus victorias deportistas al Caudillo? ¿ Por qué busca retratarse con Queipo de Llano? ¿Por qué en su campo de fútbol se celebran actos del Partido Nazi alemán en mayo de 1939?

Obviamente por interés. Es más que evidente que durante la guerra civil, y así lo reconocen hasta investigadores sevillistas como Agustín Rodríguez, el sr. Sánchez Pizjuán supo "moverse" ante las autoridades militares con el fin de buscar unos destinos más que cómodos para los integrantes de la plantilla sevillista.  Es más que evidente que la actividad del Sevilla FC durante la guerra civil fue la más alta de todos los clubs de fútbol. Ello propició que cuando se reanudaron las competiciones oficiales en 1939 el Sevilla FC tenía una base y un "músculo" deportivo que no tenía ningún otro club del momento, y sus resultados deportivos así lo demuestran.

Es más que evidente el interés del Sevilla FC por mantenerse en la primera línea del control federativo, a través de la Federación Regional Sur mediante la presidencia de Antonio Calderón de forma ininterrumpida desde 1932, y también entrando a formar parte desde el primer momento de la Federación Española de Fútbol que se constituye en la España Nacional en 1937 a través de Juan López García, ex directivo sevillista y ex presidente de la Federación Regional Sur, otro de los personajes claves de este momento decisivo  

Como ya vimos en uno de los capítulos anteriores el papel de estos tres personajes es reconocido en la prensa del momento


El Alcázar 29 de junio de 1939
Ese interés por copar puestos importantes en la reorganización del fútbol español es lo que está detrás de estas manifestaciones de adhesión al régimen franquista.

 Y lo lograron, vaya si lo lograron.

 Y les sirvió para que las Federaciones, regional y nacional, hicieran la vista gorda en aquellos casos en los que el Sevilla tuvo necesidad de "protección" por parte de las entidades federativas.

Lo veremos.      

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada